sábado, 7 de noviembre de 2015

Melva sobre sopa de espinacas.

Cenando el otro día con algunos amigos, salió a debate el tema de las futuras elecciones, como es de esperar en estos tiempos que vivimos.
Uno de los que estaba en la mesa está relacionado con la organización de campañas de un partido político, en la charla nos desveló donde estaba uno de los secretos para que un candidato ganara las elecciones, si, digo un candidato, ya que los votantes mayoritariamente votan a la persona y no al partido y sobre todo, ese gran porcentaje que son los indecisos, los que suelen hacer que la balanza se incline hacia un lado u otro.
El mercado de las emociones hace que se oriente el voto, el candidato o partido político que triunfa en los comicios, no necesariamente es el mejor, es el que se percibe como mejor por la mayoría de los votantes. Los votantes prefieren ver y escuchar expresiones que despierten emociones y sentimientos positivos; quieren sentir a los candidatos como personas compasivas, altruistas, corteses, humanas, que nos inviten a crecer como individuos y como sociedad, en vez de jugar con nuestros miedos y necesidades, a esto se le llama ”inteligencia emocional” y los nuevos políticos la están adoptando como parte de su perfil ¡¡¡menuda arma!!!

“Hay que conectarse emocionalmente con los votantes, hay que hacerse cargo del estado de ánimo de los otros. El liderazgo consiste en estar con la gente, con su sufrimiento, abriéndole horizontes”

Que bien nos iría si sensibilizáramos a los educadores sobre la importancia de la Educación de las Emociones y de los beneficios personales y sociales que conlleva.

Hasta ahora, si revisamos sobre cómo educan los profesores (salvo honrosas excepciones), se enfatiza en  el aprendizaje y la enseñanza de modelos de conductas correctas, haciendo escasa mención a los sentimientos y emociones generadas por uno y otro. Es decir, manejar y, hasta cierto punto controlar, el comportamiento de los alumnos sin atender a las emociones  ocultas de  tales conductas.
Debemos comprender y crear en nuestros adolescentes una forma inteligente de sentir.
Señores políticos y gobernantes, mejor no iría a todos, si:


No se tratara de poner el corazón cerca del pueblo, sino al pueblo cerca del corazón.




Ingredientes:

  • Melva o pez limón fresco
  • Espinacas frescas
  • Puerro
  • Tómate natural
  • Sal, aceite de oliva virgen y pimienta blanca.




Como lo hacemos.
Limpiamos el pescado, sacamos los lomos y con todo lo demás hacemos una sopa añadiéndole el puerro troceado, lo dejamos cocer lentamente y por gran tiempo para sacarle el máximo de sabor.
Colamos la sopa y en el caldo cocemos  a gusto los lomos ya salados, los reservamos y colamos de nuevo. Añadimos las espinacas y salpimentamos, cocemos unos 3 minutos, lo trituramos finamente y lo colamos de nuevo.
Servimos la sopa e introducimos el pescado, si batimos bien con la batidora sacaremos una espumo de espinacas que podemos utilizar para decorar.





Riquísima y muy sencilla.
Espero que os guste, a mis invitados les encantó.

20 comentarios:

  1. Esta melva está para relamerse.
    Muy objetiva y bonita tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Como resaltael color de la sopa, con el blanco de la melva, me encanta como se ve, sopa de espinacas nunca hr probado ni preparado ,seguro que e un plato que me gusta,besos

    ResponderEliminar
  3. Leo la palabra "elecciones" y se me ponen los nervios de punta. En el Perú, tenemos elecciones presidenciales el próximo año y por lo visto hasta ahora van a ser muy duras.

    ResponderEliminar
  4. Hola Fernando, gracias por la visita, me encanta la sopa que has preparado con ese rico pescado.
    Un saludo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola Fernando, leyendo tu introducción me hago una pregunta, ¿no está la gente un poco harta del discurso manido de los políticos? Por muchas campañas organizadas que haya, el exceso de información, a veces, sobre corrupción y falta de escrúpulos de muchos de sus componentes, hace que las personas pierdan la confianza en ellos y genera desilusión y desinterés en el aparato electoral. Es mi opinión.
    En cuanto a la receta me quedo con ella del tirón porque ese pescado con la verdura y el caldito tan bueno que debe hacer, no es para perdérselo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón llevas amiga, es mejor disfrutar de lo más cercano que tenemos, la familia.
      Besos.

      Eliminar
  6. Uummmmmmmmmmmmmmmm de muerte relenta no lo siguiente como para nos er un exito con tus invitados yo no he dejado de hacerte la ola.
    De las elecciones ya estoy un poco hartita entre las encuestas y debates estan consiguiendo que pierda todo el interest , como decia mi abuela "antes de meter mucho promoter y despues de metido nada de lo prometido " y leido esto ya no disgo mas jajaja.
    Bicos mil wapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos hartos, hasta el moño. Disfrutemos de nuestro círculo mas cercano, familia y amigos.
      Besos.

      Eliminar
  7. Hola Fernando! Tenía tiempo de no visitarte y ya veo que has estado muy activo. Este pescado realmente se ve muy bueno y sanito además. De la educación qué voy a decirte, aquí en los países en desarrollo estamos peor todavía. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, nosotros pasamos por lo mismo y parece que volvemos.
      Besos amiga y gracias por visitarme.

      Eliminar
  8. Hola, querido, llevas mucha razón en lo que dices de los políticos y de la educación, y muy buena mano con este plato tan delicioso.
    Un fuerte abrazo,
    Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría ami que los que nos gobiernan tuvieran buena mano para gestionarnos, mientras tanto disfrutemos de lo nuestro.
      Besos.

      Eliminar
  9. No me extraña que gustase a tus invitados...tiene que estar deliciosa y la sopa de espinacas me encanta. Te ha quedado con un verde intenso y entra por los ojos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  10. Que razon tienes Fernando en lo que dices, y que plato mas rico, con ese colorcito verda que solo verlo ya es apetitoso. Besicos amigo

    ResponderEliminar
  11. Todo lo que lleva me encanta, sano y rico. No conozco este pescado...
    Saludos

    ResponderEliminar