sábado, 10 de marzo de 2012

Magdalenas de almendra y leche

Hoy quiero dedicarle esta receta al señor Gallardón, si a nuestro ministro de “justicia”. Creo que mi amigo Alberto necesita un aporte extra de glucosa en su cerebro y por lo tanto le voy a  enviar unas magdalenas riquísimas a ver si conseguimos que se equilibre y no haga los comentarios que últimamente testa haciendo.
Creo que la frase menos acertada en lo que llevamos de año de un político la pronunció el esta semana. “ Violencia de genero estructural”
Si quiere impartir justicia que es para lo que le pagamos y creo que bastante bien, le sugiero que se deje a la mujer decidir por si misma y más en asuntos tan privados como sus derechos sexuales y reproductivos, acaso no recibe presión para estar o no embarazada con la amenaza de perder su trabajo por darse de baja justificada según la nueva ley que el regula, puede impartir justicia equiparándola a los hombres en salario en las mismas condiciones y prestaciones, puede impartir justicia pidiendo a algunos jueces que no dicten vergonzosas sentencias machistas en su contra…….
Amigo Alberto, cuando eras mas humilde en tu alcaldía, bajo la presión de los dirigentes de tu partido, eras mas moderado y consecuente, te diferenciabas de los demás como una esperanza dentro de tu partido, pero ahora que estas sentado a la derecha del padre, tus discursos politos en el parlamento parecen "homilías".
Bueno, como se que no hay mal que cien años dure y para colaborar en tu recuperación, te enviaré estas magdalenas y recuerda…. dos en el desayuno, una a media mañana, y dos por la tarde, cuando empieces a sentirte mas equilibrado puedes reducir la dosis, espero que te gusten amigo.




Siempre me gusta utilizar el aceite de oliva virgen, será que su sabor me acerca a mis orígenes en Andalucía. Están aromatizadas con corteza de naranja y endulzadas con el azúcar de la leche condensada, según nos guste el dulce le podemos añadir un poco de azúcar a gusto
No salen muy dulces pero son ideales para tomar con un buen chocolate caliente.



Ingredientes:
  • Un bote de leche condensada de unos 375 gr.
  • 4 huevos grandes
  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen
  • 120 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 75 gr. de almendra molida
  • 1 ralladura de corteza de naranja



Batir todos los ingredientes y poner la masa en las canastillas, la cocemos a 175º , retirar cuando estén doradas.






Que os gusten y recordar nos vemos en casa el sábado.

20 comentarios:

  1. Que buenassss, menuda pinta !!!. Pero yo le subiria la dosis jajaja buen fin de semana :O)

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo....... necesita muchisima azúcar para que su cerebro funcione.... lástima que palabras así salgan de tan importante personaje......

    Deliciosas las magdalenas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ah, qué buena variación de un clásico, más energéticas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Uis, uis, uis... entre la familia real y el gobierno... yo que tu, antes de salir de casa miraria por la ventana!! las magdalenas estupendas!!
    A mojaaaaaar, a mojaaaaaar!!! mmmmm!! un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta tener magdalenas en casa ya sea por meriendas o desayunos ya que es la racion ideal y estas estan fantasticas

    besos
    http://saboreandolasestrellas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. ummmmmmmm, se ven esponjosas y riquisimas.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que al señor Gallardón le viene bien esta ración extra de azúcar. Las magdalenas tienen una pinta exquisita!

    Saludos!
    Anna

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado tu blog y estas magdalenas se ven Uhhhhhh!!! pero muy buenas y esponjosas. Gracias por visitar el mio y dejar tu comentario. Muchas gracias , saludos

    ResponderEliminar
  9. deben estar riquisimas y muy esponjosas,nos encanta tu cocina asi que nos quedamos y gracia por entrar en nuestro blog elmagoylabruja

    ResponderEliminar
  10. Qué ricas...te quedaron estupendas! un beso

    ResponderEliminar
  11. Tienen un aspecto inmejorable. Besos

    ResponderEliminar
  12. Madre mía Lemon qué espectaculares te han quedado las magdalenas de almendra y leche. Vaya dosis glucósica que le has dado a tu amigo Albert pero creo que no será suficiente...ni se lo merece, eh!
    Te felicito, qué suerte que tienen tus mujeres Fernando cuando le preparas estas mullidas delicias para el cafecito, mmmmmmm.....
    Besitos
    Chusa

    ResponderEliminar
  13. Se ven deliciosas estas magdalenas, tan esponjosas!!!!
    Ay Fernando yo creo que al mundo en general le hace falta mas azucar!!!!

    Por cierto miles de gracias por tus palabras de ánimo en mi blog

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Maravillosas :D
    Un besito
    http:/janakitchen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. hola desde Turquia
    wonderful blog
    besos

    http://laracroft3.skynetblogs.be
    http://lunatic.skynetblogs.be

    ResponderEliminar
  16. Tienen un aspecto delicioso. Seguro que no duran ni un asalto en la cocina, cosa que no me extraña...

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Que esponjosidad, me encantan las magdalenas asi... Tiernitas y esponjosas...
    Demasiado buenas para regalarselas a tu amigo0o!!!
    Si quiere dulce que compre carbon de ese que se le da alos niños malo0os, que se lo merece más... ;P
    Beso0os

    ResponderEliminar
  18. Estas las hago yo el sábado que viene, que pinta!!!

    ResponderEliminar
  19. Pues con estas magdalenas no habrá quien le pare,je,je¡¡ me parecen fantásticas, me pierde la leche condensada, apuntadas quedan, un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Las magdalenas tienen que estar buenas por necesidad....que pintaza!
    Con respecto a lo de Gallardon, te doy toda la razón (vaya, con pareado y todo!)

    ResponderEliminar