domingo, 15 de septiembre de 2013

Sushi de Caballa a los cítricos


Estas vacaciones me lo pasé de pegada, después de unos cuantos años volví a mi pueblo, el reencuentro con la familia y los amigos, que mis hijos conozcan los lugares donde tanto jugué y lo los recuerdos de lo vivido…
Conocí a Ramón, un amigo de mi primo Paco, un gran cocinero y maestro paellero. Ramón es un personaje peculiar, tiene su trabajo como técnico y además, es un estudioso del cuerpo humano.
En uno de los ratos en los que cocinábamos juntos, me comentaba una noticia sobre las caderas de las mujeres: parece que existe un estudio realizado por científicos de la Universidad de Pittburgh, que revela que las mujeres de amplias caderas son más inteligentes que el resto de las mujeres de su sexo, además de dar a luz a hijos con importantes niveles de inteligencia.
Uno de los factores que determina la inteligencia en las mujeres y sus hijos, es una proporción que marca que el contorno de su cintura sea menor al de su cadera (según me comentan).
Parece, que los tipos de grasa que el cuerpo femenino acumula en las caderas y la cintura es determinante. En las caderas se acumulan grasas con niveles altos de ácidos grasos de omega-3, los cuales están asociados con el desarrollo del cerebro. La grasa depositada en torno a la cintura es rica en ácidos grasos omega-6, los cuales, obstaculizan el desarrollo cerebral.

Los hombres lo tenemos crudo, parece que algunos tenemos un gran depósito de ácido graso omega-6 en nuestras cinturas, por lo tanto no nos extrañemos que las mujeres nos den dos vueltas.

¡Chicas de anchas caderas! No solo nos tenéis conquistados, además, tenéis un grado de inteligencia superior. ¿Quién dice complejo?

Os dedico esta receta rica en omega-3, para que sigáis alimentando el cerebro y vuestra linda figura.

 

Ingredientes para el arroz:

  • Una taza de arroz para Sushi
  • Taza y media de agua
  • Tres cucharadas de vinagre de arroz
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharadita de sal
Ingredientes para el pescado:
  • Seis caballas pequeñas
  • Un limón
  • Una naranja
  • Dos cucharadas de salsa de soja





Como lo preparamos:
Lavamos el arroz en abundante agua fría, le quitamos el almidón y cocemos en el agua con la sal 10 minutos, dejamos reposar fuera del calor otros 10 minutos y escurrimos enfriándolo, le añadimos el vinagre de arroz donde hemos diluido el azúcar previamente, removemos y reservamos.
Dos horas antes limpiamos el pescado, sacamos los lomos, limpiando cualquier espina, los ponemos a macerar en la mezcla de zumo de limón, naranja y la salsa de soja durante dos horas.

Con el arroz hacemos con las manos húmedas unas bolas de arroz presionándolo para darle forma, le ponemos un filete de caballa y decoramos a gusto.
El zumo sobrante lo colamos y ponemos en la mesa para mojar un poco el Sushi.



 Bueno, creo que no es difícil y cuando lo pruebes vas a estar un tiempo haciéndolo, suerte.
¿Nos vemos el sábado en casa y celebramos la vuelta?




14 comentarios:

  1. Vaya, hoy coincidimos con el pescado "caballa".
    Me apunto tu receta para mi hija que es una amnte del sushi

    ResponderEliminar
  2. Justo ayer conversaba con la señora que me vende pescado en el mercado (al estilo peruano, con mi casera de pescado) y hablábamos del omega3. Me dijo que lo más nutritivo del pescado está en su parte negra, esa que se suele botar. Yo creía que estaba en todo el pescado, pero ya vi que no es así.

    ResponderEliminar
  3. Se medir a intelegência pelos quadris então eu pouca tenho...
    Adorei a sugestão esta com muito bom aspecto
    bjs

    ResponderEliminar
  4. me encanta el sushi pero con caballa nunca lo habia probado!! me gusta! besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo que probarlo! Estoy empecinada en encontrar el tipo de sushi que me guste! Gracias por la receta. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Fernando, le faltan horas a mis días para poder hacer todo lo que quisiera, pero como creo que no es posible, me tengo que tomar las cosas con más calma. Cuánto me alegra volver a leerte, siempre tienes algo que contar y siempre es algo instructivo -constructivo, por lo que no hay vez que no salga de aquí con una buena sensación de haber aprendido algo, es más, yo que no soy muy amante del sushi has conseguido que por lo menos, me pique la curiosidad, porque la caballa (que además es como nos llaman a los ceutíes) es uno de mis pescados favoritos. Es un halago para mí poder ver versionado el pan que seguro has superado con creces, no me cabe duda y si no, ya lo veré. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Hacia tiempo que no me pasaba por aquí a leerte, pero mas vale tarde que nunca, y cuando me paso me salgo con la sonrisa puesta! Por lo que nos enseñas y por la receta.
    Madre mía que lujo de receta! Y la caballa es una de mis preferidas y esta muy bien acompañada con ese arroz! Eres un chef!
    Y lo que me reí con eso de las caderas anchas.... :) Solo tú!
    Un besito,
    Mena.

    ResponderEliminar
  8. Adoro la caballa y su incorporación a este tipo de platos me parece un gran acierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ea Fernando, ¿qué se le va a hacer? No soy del grupo de caderas anchas, lástima, de cualquier forma nunca me he considerado muy inteligente, espabilá, jejeje, como mucho. Tengo la suficiente inteligencia para poder reconocer que esta receta es la bomba, de rica y sana. Un abrazo, hasta el sábado.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro muchisimo que hayas disfrutado este verano y ahora no se que me gusta mas si la receta o la introduccion... (sera porque soy de caderas anchas....) ya no volvere a quejarme cuando compre ropa... jajajaja

    Y siendo honrada he de decir Fernando que la receta es mmmmmmmmmmmmm o mássssss!!!

    Un beso

    Youtube: Monica-Saboreando las estrellas

    Blog: Saboreando las estrellas

    ResponderEliminar
  11. Muy buena pinta, sin duda deliciosoy una preciosa presentación!!!
    Ese estudio sobre la grasa y las caderas femeninas...Me reservo mi opinión, je, je..

    ResponderEliminar
  12. Uisss madre mía!!! Ahora entiendo porque soy tan INTELIGENTE, jaja.
    Bromas aparte, este sushi tan especial me ha encantado; y eso que la caballa no siempre me apetece, pero mira por donde me la has hecho apreciar
    UN ABRAZO AMIGO, me alegra saber que lo has pasado tan bien y que has aprendido tanto sobre el cuerpo humano, aunque.... que es lo que tu no sabías!!! :))))

    ResponderEliminar
  13. Fernando, qué cosa más deliciosa y que bonita te ha quedado, se come con la vista. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar